Cuidados después de una operación

Signos de alerta después de una cirugía estética

Las cirugías estéticas normalmente son procedimientos externos, de bajo riesgo.  Sin embargo, siempre se deberá estar atento a las complicaciones que se puedan presentar. Por esta razón, estar informado y conocer los signos de advertencia comunes después de tu cirugía, ayudara a estar mejor preparado y detectar a tiempo los eventos que indiquen que posiblemente algo no va bien.

Te contaremos algunos de los signos de advertencia comunes después de una cirugía estética, por lo cual deberas contactar a tu médico especialista o al sitio de emergencia que tu médico te indico.

 

Dolor intenso que no mejora con los analgésicos

 

Es inevitable que después de una cirugía se genere dolor.  Este suele presentarse a una intensidad máxima en las primeras 24 horas y luego disminuye de forma progresiva. Debes saber tu cirugía que tan dolorosa puede ser y que alternativas existen para manejarlo. En los casos en que el dolor no mejore a pesar de cumplir con las indicaciones o empeore después de haber estado controlado, deberas consultar a tu especialista.

Inflamación

Al igual que el dolor, la inflamación o hinchazón es normal después de la cirugía y durante los días o semanas posteriores al procedimiento.  Sin embargo, el aumento o empeoramiento de la hinchazón es un signo de alarma que requiere de la evaluación por tu médico especialista.

Hematomas

Los hematomas se presentan como resultado del acumuló de sangre después de la cirugía, formandose una marca de coloración violáceo o azulado que va deisminuyendo con el transcurso de los días o semanas después del procedimiento. Si los hematomas no se desvanecen gradualmente o parecen agrandarse o expandirse, debes consultar con tu médico especialista.

Sangrado

 Se puede esperar algo de sangrado después de la cirugía. Por lo general es leve y se detiene después del primer día. En algunos procedimientos se pueden usar drenes o sondas con el fin de evacuar la sangre residual, sin embargo, la presencia persistente de sangre roja por los mismos puede hacer sospechar un sangrado activo. El sangrado excesivo después de la cirugía es un signo de un problema, podría ser señal de que las incisiones no están curando adecuadamente. Esto debe ser abordado por tu médico especialista con prioridad.

Calor, enrojecimiento, mal olor alrededor del sitio de la cirugía

Toda cirugía produce un proceso de inflamación en el cual  es normal percibir algo de calor, enrojecimiento de las zonas cercanas a donde se hace la intervención y salida de líquidos.  Sin embargo esta situación, debería ir disminuyendo a medida que pasan los primeros días.  No es normal que después de estar bien, la piel empiece a tornarse roja, caliente, salga  líquidos de la herida, se genere mal olor o se presente fiebre generalizada.  En caso de tener alguno de estos síntomas deberas hablar con tu médico especialista lo antes posible.

 Problemas en tus piernas

Por diferentes motivos, una cirugía puede llevar a la  formación de coágulos de sangre en el sistema venoso, esta condición se presenta más frecuentemente en las piernas, llevando algún grado de bloqueo en la circulación.  De no tratarse, este coágulo podría viajar a los pulmones y crear un embolismo pulmonar que puede amenazar la vida. Esta condición es tratable si se realiza un diagnostico a tiempo,  gracias a que puedas reconocer  los signos o síntomas que podrias presentar, como dolor en las piernas, edema (hinchazón), sensibilidad aumentada, congestión y palidez del lugar afectado en el caso de una trombosis venosa profunda (TVP) o en caso de que el coágulo viaje a los pulmones tromboembolismo pulmonar (TEP), los síntomas serian dificultad para respirar, aumento del pulso, sudoración, dolor en el tórax que empeora con la respiración, tos con sangre entre otros.  Si presentas algún síntoma sospechoso comunícate con tu médico especialista o ve a un centro de salud.

Agotamiento persistente

La somnolencia es normal después de la cirugía y generalmente es el efecto posterior de la anestesia. Si todavía te sientes fatigado, letárgico o con mareos unos días después de la cirugía, esta podría ser una señal de que algo no esta bien.

Siempre ten en cuenta que a medida que pasan los días, el cuerpo se recupera y mejora tu bienestar. El estar atento y conocer las señales de alarma te permitirá actuar con prontitud ante cualquier complicación que pueda suceder.

Escrito por los médicos especialistas que hacen parte del proyecto del centro de evaluación de tecnologías en salud (CETES) de la universidad CES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *