Procedimiento quirúrgico para hombres y mujeres, que tiene como objetivo remover el exceso de piel y grasa que se encuentra flácida bien sea en el abdomen, muslos, brazos o espalda.

En el caso de tratar el abdomen se denomina lipectomia abdominal o abdominoplastia. En este caso se retira la piel sobrante y se tratan los músculos para mejorar el contorno. Produce una cicatriz transversa a nivel abdominal inferior que puede ir de cadera a cadera, de tal forma que queda escondida dentro del vestido de baño o ropa interior. Algunas cicatrices y estrías por debajo del ombligo pueden desaparecer en el segmento de piel y grasa que se elimina

Mujeres que estén pensando en embarazos posteriores no se recomienda la cirugía porque se pueden perder los resultados obtenidos. Sin embargo no alterara el desarrrollo del bebé.

En los pacientes que se han sometido a importantes regímenes dietarios presentan grandes extensiones de piel que no tiene una adecuada capacidad elástica por lo cual se deben someter a lipectomias de los brazos, muslos o de la espalda. En este evento deben tener cuidado de no presentar desnutrición que conllevaría a complicaciones durante y después de la cirugía.

El promedio de tiempo quirúrgico es de 2 a 4 horas dependiendo de cada caso. En la abdominoplastia se realiza una incisión a nivel del pubis (donde quedará la cicatriz), por el pliegue abdominal inferior, se levanta la piel y grasa en exceso y se reseca; en este momento los músculos expuestos se tratan con puntos para definir el contorno y devolver el tono a la pared abdominal. Finalmente se procede a suturar la piel, dejando tubos de drenaje para evitar la acumulación de fluidos. Usualmente el paciente es hospitalizado 1 -2 días. Generalmente se realiza con anestesia general